1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://depresion.about.com/od/vivircondepresion/a/La-Depresion-En-Los-Inmigrantes-Latinos-En-Estados-Unidos.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Comenta en el foro

La depresión en los inmigrantes latinos en Estados Unidos

Establecerse en otro país trae consigo el riesgo de desarrollar la enfermedad

Por

http://0.tqn.com/d/depresion/1/0/s/0/-/-/articuloinmigrantes.jpg
@ Getty Images

Continuamente, numerosas personas abandonan su país para tratar de triunfar con su trabajo en Estados Unidos (así se forjó un gran país). La búsqueda del sueño americano trae consigo mucho esfuerzo pero también grandes satisfacciones. Muchos de ellos son latinos procedentes de países cercanos, de América Central, o de otros más distantes que sintonizan con el modo de vida estadounidense, o creen que les irá bien en el país de las oportunidades. Sin embargo, emigrar puede traer consigo una depresión, por diversos factores.

Conviene estar al tanto de este riesgo, para poder prevenir al máximo sus causas y minimizar sus efectos. Los síntomas de un desorden anímico podrían dar al traste con las aspiraciones de muchas personas latinas que han conseguido un trabajo y están a punto de triunfar en su nuevo país.

Causas de la depresión en inmigrantes

El principal motivo de la depresión en inmigrantes latinos viene dado por la separación familiar. En los países de los que proceden tiene una gran importancia la unidad familiar. Suelen existir vínculos enormes, no sólo entre padres e hijos, como ocurre en los países anglosajones y en sociedades del centro de Europa, sino que también se incluye a los parientes de diferentes grados (tíos, primos, primos lejanos, etc.). Viene a ser habitual que las grandes celebraciones (Navidad, cumpleaños) se resuelvan con fiestas multitudinarias a las que acuden en tropel todos los miembros del clan.

Pero el proceso migratorio suele ser complicado. Muchas veces, un individuo que consigue la Green Card para trabajar en Estados Unidos aún no está en situación de poder llevarse a su cónyuge e hijos. El plan suele consistir en viajar solo, y trabajar durante un tiempo en espera de que vaya todo bien, de cara a ahorrar el suficiente dinero para poder financiar el viaje del resto de la familia.

De esta forma, muchos inmigrantes sufren en silencio la ausencia del cónyuge, lo que provoca en mayor o menor medida un sentimiento de tristeza. Si existe algún problema (enfermedad, fallecimiento), siempre resulta más complicado que nunca viajar para estar con el familiar necesitado de acompañamiento.

El sentimiento de soledad

Puesto que los latinos provienen de países con ricas tradiciones culturales, suele resultar un tanto desesperante verse obligado a estar solo en días especialmente señalados, festejos tradicionales, etc. También resulta difícil acostumbrarse al cambio de hábitos alimentarios, platos que se suelen comer, etc. Se pasa de estar constantemente rodeado de gente a permanecer muchas veces solo, al menos el tiempo que se tarda en hacer nuevos amigos, lo que a veces resulta complicado cuando se llega a un nuevo país con más interés en buscarse un porvenir laboral que en labrarse una vida social.

Muchas veces, el inmigrante debe resignarse a perderse bodas y otras ceremonias religiosas importantes (como la primera comunión en el catolicismo y otras confesiones cristianas). Lo mismo ocurre con la graduación de los hijos, funciones escolares, etc.

Otros problemas

A todo esto se le debe añadir que instalarse en un nuevo país trae consigo numerosos cambios que afectan al estado de ánimo. Por ejemplo, el idioma supone una alteración compleja. En muchas ocasiones, el hispanohablante no tiene un nivel elevado de inglés, por lo que durante el tiempo en el que aprende a mantener conversaciones, se produce una inevitable sensación de aislamiento. En gran medida, este problema se mitiga cuando la persona reside en núcleos de población donde se habla mucho español (Nueva York es el mejor ejemplo), ya que regularmente se puede practicar el idioma materno. Pero muchos acaban trabajando en lugares donde apena se practica (la parte positiva es que con menores posibilidades de hablar en español, se aprende inglés con más rapidez, pues no queda más remedio).

La falta de conocimiento legislativo de un país nuevo, con reglas que se desconocen, puede considerarse otro problema. Incluso las personas dotadas de enormes conocimiento sobre la legislación de su país de origen, suelen tener grandes lagunas o desconocer por completo el ordenamiento jurídico estadounidense. Si por cualquier razón se incumple la ley, este hecho trae consigo consecuencias que van desde multas, hasta la expulsión del país, lo que sin duda afectará a la moral del que las sufre.

Consejos para aquellos que puedan estar sufriendo una depresión

En general, todos estos factores conducen al nacimiento de un sentimiento de vulnerabilidad que la persona no tenía antes de partir a su nuevo destino. Como el proceso migratorio suele darse como consecuencia de problemas económicos (una persona con pocas perspectivas de ganarse la vida en su entorno decide viajar a un lugar donde tendrá más posibilidades), muchas veces se carece del dinero necesario para costearse un seguro privado (otras veces no, existen empresarios y profesionales que se mudan a Estados Unidos y desde el principio experimentan el éxito).

Si el sentimiento de tristeza persiste, resulta obligado someterse a la revisión de un especialista. Los programas de seguros de salud Medicaid y Medicare, del gobierno de los Estados Unidos, ofrecen atención médica para personas de bajos ingresos. Incluyen en casos de necesidad tratamientos a base de antidepresivos. Con el tiempo, si todo va bien, se conseguirán los ingresos suficientes para contratar un seguro privado.

Bibliografía

Achotegui Loizate, Joseba. "La depresión en los inmigrantes: una perspectiva transcultural". Ediciones Mayo. Barcelona. 2002.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.